12.8.09

El estado de las cosas

No espero a nadie
pero siempre estoy mirando la puerta
Si se presentan ante ella

por favor no entren

ni siquiera reteniendo el aliento
No espero a nadie
solamente me espero a mí

(Frantisek Halas, La espera)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

pues enucentrese ya.

El guz dijo...

Curioso esto de no esperar a nadie y penar que algien se puede presentar. Me gusta, me gusta

Ricardo Árbol dijo...

Sucede que aveces me canso de ser hombre...