5.7.08

LA CIUDAD TIEMBLA

La ciudad tiembla



llega la muerte como sombra matutina

impertinente

desconcertante

súbita



abrazamos el nombre

que emerge de los murmullos

en un intento vano de regresarlo a la vida



a manera de consolación

rastreamos parentescos

pero la ausencia es un pozo dilatado

que nos ocupa y sobrepasa



el llanto no es suficiente

apenas se asemeja a la lluvia

que moja nuestra tierra



con qué dolor está impregnado el suelo



de ahí nacerá un fruto torcido y amargo

si algo nace

y no podrán nuestros hijos

sino comer las migas ennegrecidas

que se han traspuesto

aquí

donde nadie admite su culpa



la ciudad tiembla

enmascarada

a prueba de admoniciones

3 comentarios:

tazy dijo...

A-PLA-U-SOS!!!

DorisFM dijo...

Tal excelso como doloroso, ¿no?

JORGE SOLANA AGUIRRE dijo...

Saludos!!
Interesante tu espacio.

www.jorgesolana.blogspot.com