23.6.07

De martes a sábado

Hace muchos años leí El secreto de Gorco. Y aunque la obra me gustó realmento no seguí la pista de Alberto Chimal.
Oía alguna noticia sobre él, especialmente a través del grupo FatalEspejo, pero no volví a leer nada de él hasta que Jorge Herrera me pasó un par de textos de Éstos son los días, libro con el que Chimal había ganado el Premio Nacional de Cuento San Luis Potosí.
Luego lo vi el año pasado en el Encuentro de Escritores de León. Iba con Luis Felipe Hernández, quien ese año ganó el Efrén Hernández. Pero sólo lo vi, ahí, sentado en primera fila a risa y risa con su amigo.
Después conocí Las Historias, su blog, y el sitio, claro. Lo he seguido, siempre con el deseo de dejar algún comentario o participar en sus concursos de minificciones.
También lo seguí hasta Caza de Letras.
Para mí era más fuerte su fama de excelente tallerista que otra cosa.
Entonces entré al Curso-Taller que ofreció el Ciela. Taller y práctica del cuento.
Nos proporcionó excelente material de lectura, ayudó a definir varios conceptos, propuso ejercicios divertidos, hizo buenas recomendaciones a quien compartió con el grupo sus escritos, puso a más de uno en su lugar y, en general, creo que a todos nos dejó satisfechos de haber entrado con él. Se fueron los días rapidísimo.
Y el viernes... ah, el viernes. Presentaron Grey. Chimal leyó e impresionó a todos. Buenamente. Melody preguntó ¿qué haremos cuando no estés tú para leernos? Chimal contestó que esperaba que su trabajo se mantuviera sin que él lo leyera. Pero, digo yo, qué maravilla es escucharlo a él, además.

Hoy terminó el primer módulo del curso. Reiniciamos en julio. Nos dejó tarea. Pero antes, terminaré de leer Éstos son los días y La cámara de las maravillas (que son los que ya tengo aquí a un lado).



El viernes, antes de la presentación.

Al frente, Nicolás y Melody.








Alberto Chimal













Edilberto Aldán, Alberto Chimal y Jorge Ávila Storer

4 comentarios:

Jorge Ampuero dijo...

Buen blog y bonitas fotos,
sobre todo donde sale Melody que está relinda.

Saludos...

LUDA dijo...

Gracias por pasar por aquí.
Y sí, Melody es de las lindas reversibles...

Liliana dijo...

Luda, yo conocí a Chimal cuando era sólo una prepa (queretana) y él un estudiante de ingeneriá (toluquense). Le leyó el tarot al que hoy es mi esposo, y le pronosticó (acertadamente) que tendría un poco de "acción" esa noche. Yo le presenté hace poco Grey aquí en la feria del libro de Tampico, y la forma en que leyó Chimal... bueno, todo un performer. Fue al aire libre y la gente pasaba y se quedaba mirando, atónita o maravillada. A Luis Felipe Lomelí lo conocí cuando estaba preñada de mi primer hijo, hecha una bola, y creo que me preguntó por qué estudiaba algo tan tonto como la maestría en educación. Qué pequeño mundo y cómo nos encontramos, eh?

Alberto dijo...

Hola, y muchas gracias por esta nota tan amable. También por las visitas al otro blog. Espero que estés muy bien y te mando muchos saludos.