8.3.07

Un sueño

Señora de los dormires -no señora de la noche,
sólo te pido un sueño, un sueño como el que un día tuve
pero no recuerdo el día. Un sueño que tenía lugar.
Un lugar. Una flor es un lugar. Feliz,
el lugar de la flor es un lugar feliz.
O indica la palabra que dispare el sueño antes del sueño,
no como un disparo, no como una fuga dirigida
a otro, cuyo control se perdió. No un accidente
producto del óxido. Un sueño, que los niños tienen tanto.
No tanto, menos, el que me correspondería
por la chispa, no por el azar, por la chispa
de lo que sé que todavía puede suceder.
O indícame el trabajo para llegar al sueño,
señálame el pre-sueño feliz.

(Eduardo Milán, De este modo se llena un vacío)

1 comentario:

jaime loredo dijo...

Es el primer comentario y detesto hacerlo a lado del poema de Milan, pero si he de disparar una palabra creo que no es por azar que él esté aquí. Asi que espero me leas y sepas que la querencia está en este presente, a pesar de las inmensas distancias.