4.10.06

Abandonado

En esta oscuridad
con las manos heladas
distingo mi rostro

Me siento
abandonado en el infinito

(Giuseppe Ungaretti, Otra noche)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

ohh

i am lonely but i ain't that lonely yet.

Sofia dijo...

ah esa era yo, pero tengo un desmadre de cuentas en blogger y en fin.

Axel Capanegra dijo...

Decía Borges que hay poemas que te tocan físicamente como la presencia del mar.
O como la luz desvaída de un amanecer. O como escuchar aquello que ya no tiene sonido y proviene de los astros.
El genial pianista de jazz Thelonius Monk se queda una noche, ante su auditorio, inmóvil frente el piano, con los ojos absortos en una lejanía más allá del teclado que sólo él puede escuchar, imaginando armonías que ya no puede tocar.
La poesía de Ungaretti y el dolor de ser limitado recortándose en la vastedad.
Gracias por recordar esos versos, Luda.