14.1.08

Another false alarm

...Por fin, las palabras que ella estaba esperando surgieron del altavoz:

Last night I dreamt
that somebody loved me;
no hope, but no harm,
just another false alarm.

¿Se podía vivir sin amor? ¿Era soportable una vida en que las noches se sucedían sin un abrazo? ¿Qué hacer cuando ya no quedaban amigos sobre la tierra? Las preguntas surgían en su mente una tras otra, y ella las retenía con cierto sentimiento de pudor, porque aquel mundo, el de las canciones, el de las letrillas sentimentales, no era suyo, o no lo había sido al menos hasta su entrada en la cárcel.

(Bernardo Atxaga, Esos cielos)



2 comentarios:

I. L. dijo...

hola, amiga, espero que estes muy bien. te dejo un saludo

tazy dijo...

cuando sentí que ya no me quedaban amigos, estaba muy equivocada. No había visto bien...

Por eso me dicen Prudence.